Evaluar la posibilidad de robo

Vamos a ahondar sobre lo que significa la oportunidad de un ladrón, también sobre lo atractivo que no volvemos para los ladrones y sobre las debilidades que debemos endurecer, para saber que tan posible es que un ladrón nos escoja par su fechoría.

Es importante que empezar por saber que los ladrones actúan en sus mayorías por el azar, se tratan de los rateros. Pero existe otra horda de ladrones que, si estudia detenidamente a sus víctimas para atacar con el mínimo de error, estos planean su ataque en base al nivel de vulnerabilidad de su objetivo.

No te parece familiar que conozcas personas que siempre las roban y otras que no tanto, pues es que algunos se vuelven invisible por razones sabias y conscientes. No has visto como roban a personas pobres, más que las ricas o adineradas. Es una cuestión de oportunidad y vulnerabilidad.

Actualmente existen programas para evaluar mediante una prueba que tan propenso eres para que roben una de tus propiedades inmuebles y esto se basa en datos del tipo de vivienda, productos de cerrajería, presupuesto de mantenimiento, colaboración del entorno índices delictivos de la zona, apoyo de seguridad tanto privadas como públicas.

También se puede ahondar sobre la importancia que tú le das a las medidas de seguridad, a las normas de protección y a la adquisición de nuevas tecnologías para aumentar las barreras, lo que importa es que no termines fidelizándote con alguna marca de cerrajería recomendada por algun cerrajero o en una empresa de servicios profesionales. Pero más importantes no dar datos personales ni direcciones exactas porque estarías poniendo tu seguridad en riesgo.

Oportunidad

Hay un refrán muy conocido que dice “la ocasión hace al ladrón”, aunque se usa con otra connotación, más que sentido literal, se ha extraído de la realidad. Una persona que busca robar, no escatimara en llevarse lo que pueda si tiene las condiciones para robar. Estas condiciones son el tipo de cerradura, la cantidad de horas que la propiedad se mantiene en soledad, la seguridad comunitaria y la vigilancia.

Atractividad

Hacer ver que tantos bienes tenemos, nos hace más atractivos para los ladrones. Pero mucho más atractivos es saber que es fácil robarte. A una vista rápida cualquier experto sabe cuándo es el momento para robar y si vale la pena entrar.

La atractividad va a depender de si es un ambiente residencial, familiar o comercial, si hay numerosa familia, si hay cosas tecnológicas, si se usan accesorios de marcas, si se mantiene dinero en efectivo, si se acostumbra a usar muchas joyas.

Vulnerabilidad

Otros aspectos para validar si hay una alta posibilidad de que seas robado, es la debilidad de tus barreras de seguridad, es decir si la propiedad tiene rejas o no, si las ventanas están aseguradas, si la cerradura es nueva, si las puertas esta debilitadas y hasta si tu perro es amigable.

No es un chiste, que los ladrones evalúan si hay perros en la propiedad que puedan delatarlos o si pueden ejercer algún daño físico contra ellos según el tamaño, la raza y el entrenamiento.